Principiante

LICITACIÓN PÚBLICA Y EL DECRETO 417 DEL 17 DE MARZO 2020

La emergencia sanitaria que se ha ocasionado debido al COVID-19, ha hecho que tanto el Gobierno Nacional como sus agentes estatales hayan adoptado una serie de decisiones.

Estas decisiones tienen la intención de atender, mitigar y controlar de forma adecuada la contingencia.

El centro de todas las medidas es el Decreto 417 del 17 de marzo del 2020, por medio del cual se declara un Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica en todo el territorio Nacional.

Ahora bien, ¿qué significó y sigue significando este Decreto para las contrataciones públicas?

Vamos a abordar un breve análisis que será ampliado en las siguientes publicaciones que compartiremos.

Autorización especial para acudir a ciertos suministros

En primer lugar ha significado que el Gobierno Nacional esté autorizado a acudir al procedimiento de contratación directa.

Por medio de este procedimiento los sectores de salud, prosperidad social, defensa y educación, así como todos los sectores que presten atención a la población que ha sido afectada, podrán adquirir el suministro de bienes que permitan prevenir, contener y mitigar los efectos de la pandemia.

En este sentido, dos días después se estableció un segundo Decreto que flexibiliza todo el proceso de contratación directa.

Se trata del Decreto 434 del 19 de marzo del 2020. Este Decreto es importante porque la renovación del Registro Único de Proponente era obligatoria para más tardar el quinto día hábil del mes de abril de cada año, según el Decreto 1082 de 2015.

De manera que, quienes por motivo de la pandemia no pudieran hacer la renovación, estarían quedando inhabilitados para participar en procesos de contratación.

Con el Decreto del 19 de marzo de 2020, los proponentes tienen hasta el quinto día hábil del mes de julio de 2020.

Más flexibilización para las licitaciones públicas

La Agencia Nacional de Contratación Pública manifestó a las entidades públicas contratantes y a los contratistas del Estado que es posible ejecutar licitaciones públicas a través audiencias virtuales.

También es posible suspender las licitaciones públicas a través de audiencias virtuales cuando no se cuente con las condiciones o capacidades tecnológicas que garanticen la pluralidad de oferentes, la libre concurrencia, la transparencia y demás principios inherentes de la contratación pública.

De igual forma se manifiesta que otra posibilidad de contratación en casos de urgencia manifiesta es hacerla con organismos de asistencia, cooperación o ayudas internacionales, según lo previsto en la Ley 1150 de 2007.

Decreto No. 440 del 20 de marzo de 2020

Este Decreto permite la adopción de medidas de urgencia en todo lo relacionado a la contratación estatal, debido al Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica por consecuencia de la pandemia COVID-19.

Estas son las medidas que establece el Decreto 440 del 20 de marzo del 2020, se citan textualmente a fin de no incurrir en falsas interpretaciones, es importante que tengas conocimiento de estas medidas:

  • Realizar audiencias públicas en procesos de selección y en procedimientos sancionatorios a través de medios electrónicos
  • Posibilidad de suspensión de procedimientos de selección de contratistas y revocatoria de los actos de apertura por razón del servicio y como consecuencia de la emergencia
  • Adquisición de bienes y servicios de características técnicas uniformes a través de la compra por catálogo derivado de los Acuerdos Marco de Precios vigentes y dispuestos en la Tienda Virtual del Estado Colombiano
  • Contratación directa para los acuerdos marco de precios durante el término de duración del estado de emergencia con el fin de facilitar el abastecimiento de bienes y servicios relacionados con la Pandemia, así como la configuración de catálogos de emergencia para dicho efecto
  • Adquisición de bienes relacionados con la emergencia, a través del instrumento de agregación de demanda de grandes superficies
  • Contratación directa para el suministro de bienes, prestación de servicios o ejecución de obras en el inmediato futuro para todas las entidades sujetas o no a la Ley 80 de 1993, con el objetivo de prevenir, contener y mitigar los efectos de la Pandemia del coronavirus COVID-19, así como para realizar las labores necesarias para optimizar el flujo de los recursos al interior del sistema de salud
  • Posibilidad de adicionar y modificar los contratos estatales que se relacionen con bienes, obras o servicios que permitan una mejor gestión o mitigación de la situación de emergencia, así como todos aquellos que se celebren durante el término de la declaratoria de estado de emergencia, sin limitación en valor
  • Procedimiento para el pago de contratistas del Estado a través de medios electrónicos
  • Autorización al Fondo Rotario del Ministerio de Relaciones Exteriores para celebrar convenios interadministrativos y contratos que tengan como propósito adquirir de las entidades públicas extranjeras, bienes y servicios necesarios para mitigar la pandemia y sus efectos, sin aplicar la Ley 80 de 1993

Conclusión

Las licitaciones públicas seguirán fomentándose. Incluso después de la pandemia por COVID-19. Por tanto, es mejor estar atentos a las convocatorias.

Conocer cómo participar, cuáles son las medidas urgentes, entre otras cosas, te dará mayor ventaja.

Cuenta con Licimatic, somos la primera y más confiable aplicación en la que te puedes apoyar. Conoce más.

Seguir leyendo

Hablamos sobre licitacione públicas, tecnología anticorrupción y muchos temas más

¿Listo para empezar?

Agenda tu llamada