Contratación directa

CONTRATACIÓN DIRECTA COMO MEDIDA EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

En algunos artículos pasados nos hemos dado a la tarea de ponerte al día con las actualizaciones de normativas. Hoy queremos explicarte un poco de la contratación directa como medida en tiempos de coronavirus.

Esta medida ha sido habilitada a través del Decreto 440 de 2020, con el cual se establece los requerimientos y lineamientos para los procesos de contratación directa. Tal Decreto fue emitido, por supuesto, directamente por la Presidencia de la República.

Entonces, para continuar con los procesos de contratación que se venía adelantando, se fijaron lineamientos que protegen así los procesos ante la Declaratoria de Emergencia.

Ahora bien, esta medida de contratación directa, permite que se celebren contratos para temas que se relacionen exclusivamente a la consecución de elementos para enfrentar la pandemia.

Medidas de prevención

Uno de los principales puntos de las nuevas normativas, en el que se hace énfasis es en que las audiencias públicas deben seguir celebrándose.

De hecho, aquellas audiencias que ya estaban fijadas, antes del coronavirus, deben continuar con sus procesos de contratación a través de tele conferencias.

Es así como se evitarán las aglomeraciones, el contacto físico y los riesgos que esto implica.

Transparencia

En la contratación directa, tanto en los procesos de contratación que deban continuarse, se garantiza la transparencia y la publicidad de los concursos.

De hecho, a la hora de desarrollar el procedimiento de contratación, se debe dejar constancia de la metodología empleada.

Por tanto, la entidad estatal tiene que garantizar el acceso a los medios electrónicos, de esta manera tanto proponentes, entes de control y ciudadanos interesados podrán ingresar y participar todos con las mismas ventajas y posibilidades.

Procesos sancionatorios

Los procesos de tipo sancionatorios deben desarrollarse con las mismas medidas.

Esto significa que las entidades están obligadas a motivar la utilización de las plataformas electrónicas para el acceso, y velar también que se cumpla el proceso de tipo sancionatorio, así como el derecho a defensa.

Si se presenta un inconveniente para el acceso, o para el ingreso virtual, bien sea en los procesos de contratación, como en los de tipo sancionatorio, deberá abrirse una puerta para proceder a realizar la suspensión provisional del trámite, o también una revocatoria del mismo.

Contratación ágil

Entre las medidas también se tiene en cuenta, como punto clave, la posibilidad de adelantar un proceso de contratación ágil para la adquisición de obras, servicios o bienes que permitan contener la expansión del virus y atender su mitigación.

Ahora bien, para que esto sea posible se procede a la creación de catálogos de emergencia, que establecen los lineamientos para la obtención de bienes, así como para el ofrecimiento de los mismos, siempre y cuando estén considerados de primera necesidad y de urgencia.

De hecho el decreto dice textualmente:

“En los acuerdos marco de precios vigentes, directamente relacionados con la pandemia, podrá configurar catálogos de emergencia, conformados por proveedores preexistentes en estos Instrumentos de Agregación de Demanda, así como por nuevos proveedores, previa verificación de los requisitos habitantes y de calificación del proceso de selección”.

Contratación de urgencia o directa

Hemos llegado al punto de más interés de este artículo: la contratación directa o de urgencia.

De la misma forma, en el artículo 7 del Decreto establece la contratación de urgencia, lo que permite obtener y realizar las labores que se requieran para la optimización del flujo de los recursos del interior del sistema de salud con el objetivo de ayudar a quienes se han visto afectados por la pandemia.

El artículo expresa de forma textual lo siguiente:

“…contratación directa del suministro de bienes, la prestación de servicios o la ejecución de obras en el inmediato futuro, con el objetivo de prevenir, contener y mitigar los efectos de la pandemia del coronavirus Covid-19”.

De manera que se fija por medio del decreto una modificación de los contratos estatales firmados con entidades estatales, también una adición, siempre y cuando los contratos tengan como objetivo central la compra o contratación de bienes, obras o servicios para la gestión de la emergencia.

Además, se establece que tales adiciones se pueden realizar sin límites en cuanto al valor. Para su aval la Entidad Estatal tendrá que justificar la necesidad de ampliar el límite y también justificar cómo tales bienes y servicios realmente contribuyen a la gestión y mitigación de la emergencia.

Conclusión

Es importante estar al día con la situación actual de emergencia y cómo seguir activos en lo relacionado a las contrataciones con el estado.

Te invitamos a seguir atento a nuestros artículos, y si quieres contar con un apoyo para identificar las mejores oportunidades, conoce más de Licimatic.

Seguir leyendo

Hablamos sobre licitacione públicas, tecnología anticorrupción y muchos temas más

¿Listo para empezar?

Agenda tu llamada